100 Mil Poetas por el Cambio, Graus: Feli Benítez

Feli Benítez durante el recital del sábado 24S. Fotografía: Jesús Sampériz.

Continúo hoy con la serie de entradas dedicadas a los participantes en el recital de 100 Mil Poetas por el Cambio, que llevamos a cabo el pasado 24 de septiembre en El Taller de Feli, en Graus, con los textos recitados por la que, precisamente, fue nuestra anfitriona y una de las organizadoras del recital, nuestra amiga y colaboradora de esta Editorial Independiente, la artista integral Feli Benítez Izuel.

Sobran las presentaciones en este caso pues todas y todos los que seguís este blog conocéis sobradamente tanto la obra plástica y literaria de Feli como las numerosas actividades que lleva a cabo en su Taller, que se está convirtiendo poco a poco en todo un centro cultural de Graus y de La Ribagorza.

De ellas, por la parte que me toca, quiero destacar su continua colaboración en las iniciativas promovidas por Papeles de Casa Vigo, como por ejemplo su participación en la segunda edición de “Poesía en El Dintel”, donde un servidor la descubrió, gratamente sorprendido (pues desconocía esta faceta suya), como poeta de versos claros y contundentes y excepcional rapsoda (la fuerza interpretativa que pone en su recitado —se nota ahí su experiencia como actriz— hace de cada una de sus lecturas o recitados una auténtica performance). Quiero también destacar y, por supuesto, reconocer y agradecer su estrecha colaboración al haber creado en su taller uno de los dos únicos puntos de distribución de las ediciones no venales de esta casa.

Pero además Feli, al igual que su compañero Irdo, es una persona especialmente comprometida con nuestra sociedad, sumando sus fuerzas y su compromiso a cuantas iniciativas vienen llevándose a cabo en esta tierra, desde la sociedad civil, tanto en la defensa del territorio contra los proyectos de corte especulativo que nos amenazan, como en la exigencia de un mundo más justo, libre y democrático.

Así, debo reconocer, igualmente, que el recital que organizamos en Graus, en el marco del evento global 100 Thousand Poets for the Change, no hubiera sido posible sin ella, que acogió la idea desde un inicio con verdadero entusiasmo, poniendo a nuestra disposición su acogedor taller. En cualquier caso, el acto no hubiera sido lo mismo sin el ambiente que se generó en este espacio diáfano y hospitalario, en el que el arte en todas sus manifestaciones envuelve a los presentes, facilitando así que la palabra poética llegase con especial intensidad a quienes allí se congregaron el pasado 24S.

En cuanto a los textos que nos ofreció en esta ocasión, quiero destacar su contenido, que incide en algunos de los factores que nos impiden avanzar y promover un cambio real y profundo en este mundo enloquecido en el que nos ha tocado vivir. Sus versos, además, están plenos de energía y esperanza, exactamente lo que precisamos para creernos capaces de derribar los miedos y los muros que nos atenazan. De ellos quiero destacar, por su carácter dramático, el poema “Las horas contadas”, que, debido a su complejidad y extensión, no transcribo a continuación, aunque podéis descargarlo en pdf del enlace que figura al pie.

Por cierto, si os acercáis en estos días al Taller de Feli os encontraréis con su exposición de dibujos-postales “El poder de las pequeñas cosas”. No desperdiciéis pues la oportunidad de conocer también su obra plástica y de adquirir a un módico precio alguna de estas pequeñas maravillas, que podéis conocer también a través de su blog.

Os dejo pues con los poemas de Feli y os recuerdo una vez más que estos textos, como los del resto de participantes en el recital, están siendo recogidos también en pdf por parte de los organizadores del evento global 100 Thousand Poets for the Change en la página dedicada a nuestro evento, que ya figura en su web (http://www.bigbridge.org/100thousandpoetsforchange/?p=5140), para su posterior archivo por parte de la Universidad de Stanford.

Postal de Feli Benítez, de su serie-exposición “El poder de las pequeñas cosas” (http://eltallerdefeli.blogspot.com/search/label/EL PODER DE LAS PEQUEÑAS COSAS)

.

CUANDO TÚ

.

Cuando tú me escupas

haré con tu saliva

espuma irisada.

.

Cuando tu odio

quiera fulminarme

estallaré como fuego de artificio.

.

Cuando tú me empujes

seré ondulación

de ola que besa la orilla.

.

Cuando tu frustración

quiera hacer presa en mi calma

le acariciaré las encias

.

Y cuando no sepa

cómo hacer todo esto

que mi ángel me devuelva la memoria.

.

Feli Benítez Izuel

http://www.eltallerdefeli.blogspot.com/

.

.

EL MURO

.

El infinito es deshacer,

es la llamada, el retorno,

el final de los límites…

Chantal Maillard

.

Si no hay acero suficiente en todo el mundo

para fabricar un vehículo para cada ser humano

¿Cómo puede ser ése el coche del futuro?

¿Qué futuro?

¿Para quién?

.

Si mientras en Berlín cayó un muro ante nuestros ojos

centenares de muros crecían inadvertidos entre nuestras manos

¿Y qué decir de la mirada que no ve?

la que no recorre la línea de miles de kilómetros

de cemento erguido en vertical

que frena el aire caliente que besa al Sahara.

.

Si Teofilo Gautier decía ¿dónde está el cuadro?

para hablar de la belleza detenida por la mano de Velázquez

la lírica de nuestro tiempo

se ha quedado sin palabras para cubrir el horror.

¿En qué momento multinacionales y plutocrátas

se hicieron hueco en nuestras bocas?

¿Qué ataque preventivo lesionó los órganos fonadores?

(Aquellos, los mismos, que todos los que fueron Homero

usaron para decirle al hombre que no estaba solo).

Y ahora, pronunciar libertad, terrorismo, democracia,

fanático, antisemita, vergüenza y seguridad

nos deja la boca como quien mastica arena.

.

Francis Bacon anticipó lo despiadado del sistema

y supo ya que el peor de los muros

es el que cada cual construye dentro de sí mismo:

la inmovilidad del miedo con el que nos conformamos

y pronunciar palabras que carecen de significado

nos hacen mudos ante el poderoso.

.

Bacon pintó la mudez de todos nosotros.

Es necesario que sepamos

que nos estamos mirando en el espejo

cuando al contemplar sus cuadros

pensemos que fue despiadado.

.

Feli Benítez Izuel

http://www.eltallerdefeli.blogspot.com/

.

.

MIEDO

.

La niña vencía su repugnancia al caracol y su miedo

y el caracol sentía que se le iba la vida

exprimida por la curiosidad de la niña y sus dedos.

.

Un viejo tranquilo observaba el cuadro

y sobre la escena, para él repetida, reflexionaba:

pues si una niña de un caracol no ha de temer nada

¿por qué cree entonces que tiene que matarlo?

.

Pero el viejo sabía que es entonces que el hombre mata,

que es irracional el miedo es bien cierto,

pues cree el hombre que matando la amenaza acaba

y en realidad lo que quiere es matar su propio miedo.

.

Feli Benítez Izuel

http://www.eltallerdefeli.blogspot.com/

.

.

SUEÑAS

.

Sueñas con lo que habrá de llegarte,

te empleas en imaginar el Paraíso.

.

Y cuando veas que el tiempo ha sido

y que nada de lo que esperabas llegó

te darás cuenta de que caminar erguido,

olvidarte del cuerpo que no te reclama

y no tener otra preocupación que soñar el Paraíso

era lo mejor que tenías.

.

Feli Benítez Izuel

http://www.eltallerdefeli.blogspot.com/

.

.

Descargar poema “Las horas contadas” de Feli Benítez (formato pdf, 52 KB.).

Descargar poemas de Feli Benítez (formato pdf, 36 KB.).

Anuncios
Published in: on 09/10/2011 at 14:33  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://casavigo.wordpress.com/2011/10/09/100-mil-poetas-por-el-cambio-graus-feli-benitez/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Gracias Carlos,
    el placer que experimenté el día del recital se renueva y acrecienta leyendo las hermosas palabras que dedicas a todos y cada uno de los que estuvimos y, en este caso, a mí. Y ello es porque, dejando lo que haya de vanidad al margen, ver a través de la mirada de los demás enriquece la propia y multiplica los puntos de vista.
    El encuentro me llenó de alegría y de inquietud (de la buena, de la creadora). Cuenta conmigo, con nosotros, y con el taller para lo que sea. Recibimos más de lo que damos cuando nos sumamos a tus propuestas. Gracias otra vez y un fuerte abrazo.

  2. Muchas gracias, Feli.
    El enriquecimiento es mutuo, como lo es, por supuesto, en todo encuentro. Por lo demás, mis palabras son sinceras y sentidas; es una suerte contar con vosotros.
    Seguiremos pues en la brecha.
    Besos.

  3. […] Cien Mil Poetas por el Cambio, Graus: Feli Benítez […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: