“Los dichos de la mano”

Los dichos de la mano recoge una colección de poemas breves —al estilo del haiku japonés— publicados en Ólvega en el año 2005 y que, dicho sea de paso, dio nombre a la colección homónima de esta Editorial Independiente.Es, hoy por hoy, mi única obra concebida propiamente como “libro de poesía”, en el que, además, las imágenes complementan al texto, dividido por ellas en tres grandes apartados.

.

Creative Commons License

Obra literaria by Carlos Bozalongo is licensed under a

Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

§§§

.

Cést mon petit doigt qui me l’a dit

.

§§§

.

PRO LOGO

Me gusta lavarme las manos

Enjabonarlas

Abundantemente

Masajearlas

Que choquen entre sí

Como dos luchadores en la arena

Hueso contra hueso

Con energía

Pero delicadamente

Deslizando

Unos dedos entre otros

Como las piernas de los amantes en el lecho

.

Me lavo las manos

De la misma forma que mi padre

Con reverencia ritual

Dejando que el agua

Arrastre con suavidad la espuma

Y peine el pelo del antebrazo

Aprendí

Como a todo

Mirando con ojos de niño

.

Las manos de mi padre

Son fuertes

Bellas

Más grandes y hermosas que las mías

Yo tengo las manos de mi abuelo

Aún las recuerdo

Suaves y un poco frías

En su lecho de enfermo

.

Son manos semitas

Hechas para la escritura


§§§

.

.

GRAMÁTICA

.

A

Éste hizo al hombre

Éste es un monte de espuma

La raíz oscura

Que recorre mi espinazo

.

O

Éste es el que es

El que indica el camino

El origen

La corona de rayos

Que despierta al mundo

Con su voz azul

.

U

Éste es el caballero verde

Rey de los locos

Que pierde su cabeza

En el calor de tu vientre

.

E

Éste es el sabio

Doctor luminoso

Que gobierna el corazón

.

I

Éste es el pequeño

Héroe astuto de los cuentos

El más sagaz

El que conoce el camino

El que va

Y el que vuelve

.

§§§

.

NOCHE OSCURA

.

No distingo los dedos de mi mano

No se oyen las palabras

El bosque está en silencio

.

§§§


ANATOMÍA

.

La mariquita

Lee mi mano

Verso a verso

.

§§§

.

CÍRCULO

.

En el prado

Un corro de setas

Brotaron los versos

.

§§§

.

Los versos garabateados

Huellas de un ave nocturna

.

§§§

.

Escapó el poema

Avefría entre la espesura

.

§§§

.

Olvidé el poema que había ensoñado

La luz borró sus huellas

.

§§§

.

La luz del alba

Ciega al poeta

.

§§§

.

Era una metáfora azul

.

§§§

.

.

LIBACIÓN

.

Tu cuerpo

Flor nocturna

La miel nace en tus dedos

La ceniza en mis palabras

.

§§§

.

BLANCAFLOR

.

Callamos

.

Mis dedos hablan

Mientras bebo de tu boca

El licor de tus palabras

.

§§§

.

CINERES

.

En cada celdilla

Muda

Una crisálida

La luz no encuentra

El descanso de las hojas

La miel no halla labios

Sino dientes

.

§§§

.

CENICIENTO

.

Perdió una bota

El soldado

Pero encontró su pie

.

§§§

.

CAPERUCITA ROJA

(para perderme mejor)

.

A través de tus labios

Lo más oscuro del bosque

.

§§§

.

Amarte es intentar

Adivinar las cartas de tu mano

.

§§§

.

.

SILENCIO

.

Para cuando no me oigas

Mis dedos tejen

Este tapiz de dichos

Esta oscura anatomía

Del decir

Este juego de manos

Del pensamiento

.

§§§

.

Añorada infancia

Cuando todo estaba a punto de comenzar

Cuando Dios

—Una hormiga—

Bailaba en la palma de mi mano

.

§§§

.

Hay que regresar

Crecer es dejar de ser

.

§§§

.

TIEMPO

.

Las vidas que no viví

Las vidas que pude haber vivido

Llenas de rostros que olvido

.

§§§

.

DE LA MUERTE ME ASUSTA…

.

Mis manos cercenadas

Mis manos alejadas

Mis manos ateridas

Mis dedos como larvas

O pupas que dormitan

Bajo las rojas sábanas de otoño

.

§§§

.

POST LOGO

.

Aquí están mis manos

Aquí están mis ojos

Aquí susurra todavía

Mi saliva

Húmeda como la vida

.

Aquí el dedo mancha la hoja

Como la palabra contamina el instante

Aquí el tiempo

Se hace espacio

Y el ánimo se hace alma

.

Aquí se ven las huellas

El rastro de las noches sin sueño

Que escapan como un animal herido

.

Aquí acaba el hilo rojo

Que ha recorrido el laberinto

De las generaciones

El labio aún caliente

De la ola de hombres y mujeres

Que todavía sienten

Con las yemas de mis dedos

.

Aquí están

Las tardes de tormenta en Zaragoza

La cerveza fría

Y la música pintada en las cavernas

Atravesada por dardos y saetas

De carne tibia

.

Aquí se oye el ronco rumor

Del mar cantábrico

La voz estremecedora de ese dios

Que canta en el oído mineral de la noche

.

Aquí están mis cabellos

Y los remolinos negros del cierzo en la calle

Aquí está también

El calor de tus muslos

De animal caliente y fértil

De gata, de yegua, de pan,

De mujer

.

Aquí se ve con nitidez

La laboriosa fila de las hormigas

La voz lejana de mi abuela

Luminosa y cálida como el verano

Y el olor del boj

Que no cabe en esta hoja

.

Aquí están mis labios

Aquí están mis dedos y mis versos


§§§

.

Carlos Bozalongo, Los dichos de la mano, Ólvega, Papeles de la Calle del Gato, 2005.

.

Marcapáginas de "Los dichos de la mano"

§§§

Publicada on 03/05/2010 at 17:15  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://casavigo.wordpress.com/carlos-bozalongo-obra-poetica/los-dichos-de-la-mano/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: